Filósofox
Filósofox 9581 puntos 29/03/2020 2207 visitas Reportar

La Prisión Federal de Alcatraz, también conocida como La Roca, fue construida en una isla en la Bahía de San Francisco, con el objetivo de encerrar a los criminales más peligrosos.

Comenzó a operar el 11 de agosto de 1934.

Incluso el mismo Al Capone cumplió su condena en esta prisión, así como también Robert Franklin Stroud, George Kelly, Bumpy Johnson, Rafael Cancel Miranda, Mickey Cohen , Arthur R.

Barker , Whitey Bulger y Alvin Karpis.
Alcatraz era el terror de cualquier criminal, ya que sabían que quien entraba ahí no podría salir nunca. 
Sin embargo, en el año de 1962 tres hombres lograron fugarse de esta, la cárcel más segura de Estados Unidos en su momento, los hermanos John y Clarence Anglin, con la ayuda de Frank Morris, fueron los protagonistas de este increíble escape.    .

Los hermanos

Crédito: misstits

John y Clarence eran dos hermanos que habían sido encerrados en el penal de Atlanta, por los cargos de robo a un banco, pero que causaron ciertos problemas porque habían intentado fugarse. Los hermanos idearon el plan, pero no podían lograrlo solos, por eso invitaron a Frank a participar en su aventura. Ellos estuvieron meses cavando con cucharas como herramientas (ya que el hormigón de la construcción se dañaba por la humedad del mar), un camino que los llevara hacia los tubos de ventilación de la construcción, ayudados en algunas ocasiones por una aspiradora que convirtieron en taladro, mientras ocultaban su progreso de los guardias y de los otros presos, mientras unos trabajaban, el otro tocaba el acordeón para evitar que los descubrieran.

La segunda fase

Crédito: abc

Tiempo después los convictos pudieron llegar al final del túnel, donde había un espacio libre que pretendían utilizar como taller para la segunda fase de su plan, en ese corto lugar crearon maniquíes con papel y cabello humano que habían recolectado de la barbería durante su estancia en la prisión y también fabricaron una balsa con pedazos de chalecos salvavidas y remos muy bien improvisados con los que se planeaban llegar a la orilla. Todos sus objetos permanecían guardados hasta cumplirse la fecha del escape.

Todo estaba listo

Crédito: elconfidencial

Finalmente el 11 de junio de 1962, tenían todo listo para lograr su escape. Pusieron los maniquíes en sus camas, los cubrieron con sus mantas, subieron al techo, bajaron por una chimenea, saltaron un muro y se lanzaron al agua que rodeaba el lugar, de lograr sobrevivir a la caída, estaban listos para continuar su viaje abordo de la improvisada lancha, tenían entre las 11:00 y 12:00 pm para poder vencer la fuerza del mar y las olas. El guardia encargado de rondar las celdas no sospechó nada, y sólo pudo darse cuenta al día siguiente, cuando los tres hombres no respondieron al ser nombrados.

La búsqueda

Crédito: lavanguardia

Empezaría entonces una búsqueda incansable por encontrarlos, pero esta no dio buenos resultados. Sólo encontraron restos de salvavidas en un lugar cercano, lo que podría servir como evidencia de que su plan no funcionó y murieron en el mar. Durante muchos años no se supo nada de los prófugos, además que las posibilidades de sobrevivir una huida de Alcatraz eran mínimas, por lo que todos podrían estar seguros de que su escape fracasó y murieron ahogados, sin embargo, nunca pudieron encontrar sus cuerpos.