Ke Relax
angie_magaña 26/07/2016 3 visitas Reportar

Todos en algún momento hemos tenido problemas con los zapatos, ya sea que nos quedan grandes, o pequeños, nos aprietan de un pie o son demasiado resbalosos en algunos tipos de suelo. No importa qué, siempre nos pasa algo con un par de zapatos nuevos. 

Pero no solo eso, es muy difícil mantenerlos limpios, normalmente solo duran como nuevos unos días y después pareciera que tenemos uno o varios años con ellos, pues hay algunos materiales que son muy difíciles de limpiar.

Así pues te mostramos 14 trucos que harán tu vida más fácil y te ayudarán a que tus zapatos siempre luzcan bellos, pues aquí está lo que necesitas exactamente.

Al leerlos te darás cuenta que realmente no era tan difícil, sino más bien no sabíamos lo indicado.

¿Conoces algún otro truco?

 Si te gustó no olvides compartir 

1. Restaurar el blanco de las suelas

No tanto de la suela del zapato sino del lateral o sus punteras, cualquier zona de goma puede limpiarse usando pasta de dietes y un cepillo viejo. Tras frotar unos minutos y aclarar, nuestra suela habrá recuperado su blancura original.

2. Limpiar los zapatos de piel

El agua estropea la piel, pero el alcohol isopropílico nos permitirá limpiarlas sin dejar manchas. No hay que sumergir la piel directamente, sino que el alcohol se aplicará directamente sobre la mancha con un hisopo. Frotando suavemente en círculos la suciedad desaparecerá y el alcohol se evaporará sin dejar marca.

3. Eliminar los malos olores

El bicarbonato de sodio es un excelente aliado contra los malos olores de nuestro calzado. Un par de cucharadas espolvoreadas por el interior de la zapatilla absorberán los malos olores y la refrescarán. Transcurrida una noche, solo tendremos que sacudir el polvo y disfrutar de zapatos como nuevos.

4. Eliminar arañazos o manchas secas

Solo para zapatos mate y sin brillo, la lima de uñas puede facilitar la limpieza de manchas difíciles y arañazos. Solo debemos frotar sobre la mancha seca o el arañazo para eliminar y pulir esa superficie. Eso sí, elige limas normales o de grano fino.