Mundo eMe
mitzi 7960 puntos 17/07/2018 660 visitas Reportar

Las chicas con piel grasa sufrimos casi todo el año para poder controlar esos aceites del rostro que siempre luchan por salir y es todavía más terrible en el verano, cuando la humedad y el calor se juntan con la textura grasa ya natural del cutis y entonces es una lucha constante durante el día para mantener un maquillaje intacto y también para evitar los granitos, además de siempre tratar de minimizar los poros.

¡Es una completa pesadilla! Sin embargo, se puede arreglar si es que sabes cómo cuidar correctamente tu rostro, y es que una rutina de belleza y cuidado del cutis adecuada, aunque no eliminará por completo la condición grasa de tu piel, sí te ayudará a controlarla, evitar los granitos y minimizar los poros, mantenerla a raya para lucir un maquillaje más duradero o simplemente tener una piel mucho más saludable.

Solo tienes que seguir esta guía de cuidados, acompañada de una rutina de belleza que te ayudará a ganar esa batalla en contra de la piel grasa durante este tiempo de calor.

1. Desmaquillar.

Crédito: Para Ser Bella.

Si sueles maquillarte diariamente, nunca olvides retirar todo tu maquillaje antes de ir a dormir, si lo dejas y no lo retiras por completo, esto puede contribuir a los poros obstruidos, más grasa, granos, piel cansada y que se deteriore más rápido. Así que el primer paso más importante es desmaquillarte.

2. Limpieza profunda.

Crédito: Rey Salud.

El segundo paso es lavar tu cara pero en este caso, será una limpieza profunda; puedes utilizar productos exfoliantes diarios, procura que sean limpiadores libres de aceites. dedica 2 minutos de tu rutina a lavar bien tu rostro para eliminar cualquier residuo de maquillaje, polvo, sudor y grasa.

3. Tonifica.

Crédito: Te Maquillo.

Después de lavar tu rostro no olvides aplicar algún tonificante o loción tónica, lo que este producto hace es minimizar los poros, esos que producen todos los aceites en la piel grasa, así que si los ayudas a minimizar con este producto, notarás cómo también la producción de grasa reduce. Además termina por limpiar cualquier residuo que haya quedado en la piel.

4. Sérum.

Crédito: Mujer Country.

Después del tónico, utiliza un sérum; te parecerá extraño ya que la textura de este producto suele ser aceitosa, sin embargo, el propósito principal del sérum es penetrar en las capas más profundas de la piel, debido a sus moléculas más pequeñas que las de las cremas, para hidratar desde la raíz y crear una barrera. Una piel grasa responde a una falta de hidratación, por extraño que suene, así que hidratarla de raíz con un sérum, será una gran ayuda.